lunes, 8 de enero de 2018

Cómo ahorrar comprando + DIY Hucha de cartón



-Quiero ahorrar pero no sé cómo, y menos ahora con las rebajas.- Nadie nunca preguntó, pero ya estoy yo aquí para ayudar a mis querido nanazares que por lo menos lo pensaron una milésima de segundo. Además voy a enseñaros a hacer la hucha más barata y práctica del mundo. Sigue leyendo.
Estos truquitos son solo para compras (aunque muchos los podéis usar para diario) pero si queréis que os dé más trucos que hago para ahorrar en casa, y os aseguro que el año pasado ahorré mucho mucho, ¡decídmelo en los comentarios! Trucos para ahorrar dinero en las rebajas:
  • NO COMPRAR EN LAS REBAJAS: Sería el truco perfecto para ahorrar ¿verdad? Pero no queremos eso, queremos comprar y encima ahorrar. Así que el primer truco es:
  • Comprad sólo lo que necesitéis: A mí me costó muchísimo cambiar la mentalidad, así que tranquilos, os entiendo. Esto va con la calma. Conozco a gente que le es inevitable comprar cosas porque están a un jugoso 70% de descuento, ¡70%! La pregunta clave que tenéis que haceros es: ¿lo necesito? Si no lo necesitas; que es el 90% de las cosas (porque solemos tener todo lo que necesitamos) realmente no deberías comprarlo, PERO… ¿me hará feliz? Puede que yo no necesite un bolígrafo, pero me va a hacer feliz porque llevo mucho tiempo queriéndolo, y esto se trata de ser felices ¿no? PERO, que esto de la felicidad no os sirva de excusa:
  •  Si queréis algo con mucha ansia, (porque os va a hacer súper felices) esperad un tiempo: esto quiere decir que si veis un móvil pepino, que lo necesitáis porque “si no me muero”, esperad unos meses (así además podréis ahorrar) Si al cabo de unos meses lo seguís queriendo con esa intensidad, es porque realmente lo queríais. En cambio si ese amor murió, amigos míos, solo estabais idiotizados por la publicidad y el descuento, y eso solo lo cura el tiempo.
  • Control de ingresos y gastos: es una tontería, pero NADIE lo hace (yo me incluyo) Es tan fácil como saber cuánto dinero entra y cuánto dinero sale de nuestra cuenta, apuntándolo en algún sitio. Yo lo hice durante unos meses y me hizo cambiar de mentalidad; me di cuenta que salía más que entraba. Así que como mínimo te conciencia del malgasto.
  • Hacer un presupuesto: Esto dependerá de los ingresos y los gastos fijos que tenga cada uno. Para ello solo tenéis que tener la hoja que hicisteis con el control de ingresos y gastos y ver cuánto dinero os podéis permitir gastar en cosas que no son fijas (caprichos)
  • Evitad los “por si acaso” y los “a lo mejor lo necesito en un futuro ultra lejano: Esto quiere decir, que vayáis a comprar con una lista de la compra. ¿Necesitáis unas zapatillas y un pijama? Comprad solo las zapatillas y el pijama, no os salgáis de vuestra lista.
  • Saber qué tenemos en casa: parece el truco más fácil de todos, pero es el más difícil. Me diréis: “yo sé todo lo que tengo en mi casa”. Y me juego la uña (tampoco hay que pasarse) a que no. Muchas veces compramos cosas porque pensamos que no tenemos, y cuando hacemos limpieza de armario resulta que nos encontramos con cuatro pantalones iguales y dos camisetas del mismo color ¿pa’ qué?
  • Comprad más caro y de mejor calidad: Sé que muchas veces más caro no significa que sea de mayor calidad, pero ya me entendéis con la frase. Es mejor comprar solo un pantalón caro, pero de buena calidad, que comprar dos por el mismo precio y que no te duren ni la mitad que el otro. Además, cuanto más caro, más te cuesta desprenderte de ello, más valor le das. Por lo que comprar en rebajas, barato, muchas veces hace que compremos cosas a las que no le daremos el valor suficiente para quedarse con nosotros mucho tiempo.
Oye, que aun así quiero salir a las rebajas a ver si pillo algo solo por capricho, ¿qué hago? No soy nada fan de comprar por comprar. Cuando salgo a comprar es porque tengo algo que comprar, sino, no salgo. Pero entiendo a la gente que quiere pasear viendo tiendas, o encontrar alguna oferta, o simplemente comprar un regalo de última hora, o un autoregalo ya ves tú. El caso es que sales y sabes que vas a gastar. ¿Qué hacer?
  • Salir de casa con el dinero máximo que vamos a gastarnos y en efectivo: Si todavía no tienes fuerza de voluntad, deja las tarjetas de crédito en casa y sal solo con efectivo. El dinero lo vas a calcular con los truquis que te di arriba, harás un control de los gastos y los ingresos que tienes y calcularás el presupuesto que puedes gastarte este mes para no pasarte.
Tengo muchos trucos más pero creo que por ahora estos os ayudarán a combatir con éxito las rebajas de enero. Seamos conscientes de lo que compramos, consumimos y la huella que dejamos en el planeta. Muchos de estos trucos ya no solo son para ahorrar, también son para ayudar a reducir nuestro impacto en la Tierra. Pronto subiré un vídeo de residuo cero, comercio justo, vida simple y, en resumen, vida minimalista que espero que por lo menos a alguno os pique la curiosidad.
EXTRA, EXTRA: Aquí os dejo unas fotos de la hucha que me he hecho yo con una caja. Porque sinceramente, si vamos a empezar a ahorrar necesitamos un sitio donde guardar el dinero, pero tampoco vamos a gastarnos 5€ en algo que a final de año lo vamos a romper, por muy súper cuqui que sea.
Necesitaremos una caja del tamaño de nuestros sueños, vamos, una que sepamos que vamos a llenar. Preferiblemente de cartón, para poder reciclarla luego. Esta me costó 1.5€
Le abriremos un hueco en la tapadera ayudándonos de un cúter o un cuchillo. Tendrá que ser un poco más grande que las monedas de nuestro país, para que nos puedan entrar billetes doblados sin romperlos.
No se os va a olvidar el año en el que estáis, pero por si la hucha se queda sin llenar varios años, está bien recordar cuándo comenzasteis a llenarla.
Echaremos pegamento a la parte de arriba de la caja, la que estará en contacto con la tapadera. Es mejor no poder abrirla, que sino luego vienen las tentaciones de sacar dinero. Recomiendo dejar una bolsita de gel de sílice para proteger nuestros dineros de humedades.
Y nada más, como siempre espero que os haya gustado. Esta semana no hay vídeo (estoy de exámenes finales) y la siguiente no sé (se me rompió el ordenador) Lo sé, tengo excusas para todo. Así que os mantendré informados en mis redes sociales. Nosotros nos vemos… ¡Pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!