sábado, 25 de noviembre de 2017

Doné 42 cm de pelo a Mechones Solidario

¡Hellouli nanazares! Hoy os traigo un blog de cuando fui a donar mi pelo para Mechones Solidarios. Espero poder ayudaros a los que no sepáis cómo va, y animaros a los que podáis! 
Antes de nada os aviso que tenéis un vídeo al final de la entrada para que veáis mi experiencia, que la recomiendo 100%. 
Yo lo doné en Mechones solidarios porque eran los únicos (que yo haya encontrado) que recogen pelo decolorado en España. Podéis ir a una peluquería con las que ellos trabajen (hay muchísimas, aquí os dejo la lista) o podéis enviar el pelo por correo a su dirección (Avenida Europa, nº51, 29003, Málaga). De todas formas también hacen muchas campañas de recogidas, seguidles en su facebook donde avisan de todo. 
Las pelucas que hacen con nuestro pelo no se venden, van destinadas a mujeres y niñas que hayan pasado por un cáncer y tengan pocos ingresos. Del mismo modo podéis hacer que vuestro pelo vaya destinado a una persona en concreto hablando con ellos primero. 

En su página web tenéis todos los requisitos pero os hago un breve resumen:
  • El pelo tiene que estar limpio.
  • Como mínimo tiene que ser 20 cm de largo.
  • Pueden donar, obviamente, hombres también.
  • Y la más importante por la que me animé aquí fue: porque recogen pelo tratado químicamente, es decir, con mechas, decolorado o tintado. Eso sí, si está muy maltratado no.
Para poneros en contexto con mi historia, yo soy una chica que ha tenido el pelo largo desde la adolescencia, y con largo me refiero a largo largo. Estaba tan obsesionada con mi pelo que no me podía centrar en otras cosas buenas que tenía en mi vida. Un día, por una serie de acontecimientos, me di cuenta de que yo no era mi pelo y tuve la idea revolucionaria de cortármelo. Sí, así de extremista soy yo. Pero esperé unos meses más para nutrirlo y que me crecieran unos centímetros más (al final doné 42cm) Conseguí hacer dos cosas buenas: derrotar a mis demonios, y a mi obsesión por mi pelo (pese a que casi todo el mundo me decía que no me lo cortara); y hacer algo bueno por alguien que lo necesita más que yo. 
Así que lo recomiendo mucho, muchísimo, no sabéis la satisfacción que tengo y el peso que me he quitado de encima, literal también. Además, estuve en la estupenda peluquería de Coslada que me trataron super bien y me lo pasé genial haciendo algo genial. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!