lunes, 2 de octubre de 2017

Salvamanteles de piedras

¡Hellouli nanazares! Como os digo en el vídeo, que tenéis más abajo, las excusas de por qué no he subido ningún vídeo están en Facebook, pero resumiendo: estoy en un momento en el que tengo más proyectos empezados que en toda mi vida, y hasta que no vaya acabándolos... Mientras tanto, tranquilos, que seguiréis teniendo vídeos, pero obviamente no al ritmo que este verano.
Y fuera explicaciones, ahora os dejo con esta manualidad tan sencillisima: un salvamanteles de piedras. 

Para empezar, necesitaremos piedras de estas de río, cantos rodados, o como queráis llamarlas. Como lo que queremos es hacer una superficie plana, intentad que tengan todas el mismo grosor, o lo que es lo mismo, la misma altura.
El problema a lo mejor lo veis en el pegamento. Yo he utilizado silicona caliente, pero ya me veo a alguien diciendo que con el calor de las cosas se volverá a derretir. Por eso, en cuanto a pegamento, podéis elegir el que más os convenga. Otras opciones son: silicona fría, pegamento fuerte, cola blanca etc...
Dos super trucos que os doy es pintar primero la superficie un poco de negro (para darle profundidad) y empezar a poner las piedras del centro hacia el exterior.
Y nada, como siempre, me tenéis en todas las redes sociales, si os gusta compartid que me ayudáis muchísimo, y más ahora que estoy sin tiempo para nada. Nosotros nos vemos en el siguiente vídeo, ¡adiós! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!