lunes, 8 de diciembre de 2014

Corona navideña hecha con pinzas

¡Buenos días a todos mis lectores! Y no, no estoy loca ni me he equivocado de día. Hoy hay entrada y es lunes, estamos todos bien. Tenía muchísimas ganas de enseñaros este DIY, así que aquí está. Y tranquilos que el viernes habrá otra entrada igual que siempre. 
Voy a enseñaros a hacer una corona navideña como ésta y de paso daros algunas ideas para decorarla.
¿Empezamos?
La base de la corona la vamos a hacer con pinzas, ¿no es original? Yo he empleado 24 de madera pequeñas para un diámetro de 15 cm.
Primero las pintaremos con pintura acrílica verde. Sólo una capa y muy débil, ya que no quiero que se vean perfectas. Mientras se seca cortamos un trozo de alambre y lo enrollamos con papel pinocho rojo (o papel crepé, como lo llaméis) tal y como se ve en la imagen, recortando una tira y empezando a pegarlo por una esquina, después solo tienes que girarlo. Para hacer el gancho solo tenemos que recortar un trocito de alambre, enrollarlo del mismo modo que el anterior y doblarlo en forma de lazo. El sobrante lo unes con ayuda de un alicate y ya tendremos la base hecha. Después solo tendremos que ir poniendo las pinzas distribuyéndolas en el espacio para que quede todo uniforme.
El siguiente paso es decorar nuestra corona, ya que así está muy simple.

Para ello vamos a utilizar rollos de papel higiénico. Los pintaremos con la misma pintura acrílica verde de antes, tanto por dentro como por fuera, y los dejaremos secar. Después los recortaremos y los achataremos por dos lados opuestos, creando esta figura rombo ovalada. Ahora solo tendremos que pegarlos con silicona caliente haciendo esta forma y los pegaremos a la base.
Otro elemento decorativo es esta estrella hecha con ramitas. Sólo tenemos que cortar 5 palitos de la misma medida e ir pegándolos en forma de estrella. Después como modo decorativo, le vamos a atar las puntas, donde se juntan, con gramante.
Y el tercer y último componente va a ser un lazo, que no podía faltar en una corona navideña. Sólo tendremos que recortar dos cuadrados, uno más grande que el otro e ir doblándolo en forma de acordeón. Para dar más realismo y un toque diferente al lazo, vamos a pintar de negro los bordes exteriores. Después abrimos el largo por la mitad para meter el más pequeño dentro de él y lo pegamos. Finalmente para que no se vea la separación le vamos a atar un nudo con otro trozo de papel. Y lo pegamos donde hicimos el enganche al principio para que no se vea. 
Y ya está. Ya tenemos listo nuestra corona para colgarla donde sea, en la puerta, en la ventana en la pared o en el árbol de navidad. Muchísimas gracias por leerme otro día más y nos vemos este viernes con más ideas para decorar. No se te olvide compartirlo en tus redes sociales, me ayuda mucho. 
*Te recomiendo no perderte ninguna entrada porque pronto empezaré con los regalos fáciles y baratos hechos con todo el amor del mundo para que no te quedes sin felicitar la navidad a nadie. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja aquí tus dudas o peticiones, en cuanto pueda te respondo. ¡Gracias por el comentario!